viernes, 29 de enero de 2016

Un vagabundo

En una esquina
tumbado estaba,
con su manta enrollada
a lo largo de la nada.
¿Qué quieres que te diga?
Que quieres que te diga,
esa es su pobre, pobre vida,
pobre pero rica
para él es maravilla.
Un banco es su hogar
y su trabajo una esquina.
De aquí para allá,
le ha enseñado tanto la vida...
Puede ser el rey del mar
e incluso a lomos del viento galopar,
o en un palacio verse adorar.
Puede ser el rey
de la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada